¿Te gustaría realizar un diagnóstico para tu acné?

Pulsa en el enlace y realiza nuestro diagnóstico online.

¿Qué es el acné?

 

El acné es la enfermedad dermatológica más frecuente del ser humano. Se manifiesta en la mayoría de las ocasiones a partir de los 10 años, teniendo su "pico" en la adolescencia y desapareciendo sobre los 25 años. Prácticamente todos los adolescentes padecen acné, aunque en la mayoría de ellos es leve, autolimitado y se controla con medidas sencillas y sin dejar marcas o cicatrices.

De cada 10 adolescentes con acné, aproximadamente de 2 a 3 desarrollan acné severo con posibilidad de que les ocasione secuelas, por lo que necesitan tratamiento dermatológico específico e individual. Aunque es más típico de la adolescencia, se observa que el 41% de las mujeres de entre 25 y 40 años tienen acné.

Causas del acné

 


La obstrucción del poro

que ocasiona un comedón. Éste puede ser cerrado (blanco), o abierto (punto negro).

 


Las hormonas andrógenas

de testículos y ovarios que hacen que se produzca mayor cantidad de sebo o grasa. Esta seborrea se identifica fácilmente por el aspecto oleoso y brillante de la piel especialmente de la cara, aunque el cuero cabelludo también se puede volver graso y con caspa.


La bacteria Propionibacterium acnes

vive normalmente en los folículos de la cara y tronco, pero cuando el poro se obstruye y hay abundancia de sebo se multiplica y se convierte en "agresiva”, provocando la aparición de acné.

 


La inflamación

que resulta de la interacción de los tres elementos señalados, y que ocasiona la formación de un "grano" rojo, doloroso y, en ocasiones, con pus. Una vez que cede este proceso, pueden persistir durante un tiempo prolongado manchas rojizas, así como cicatrices permanentes.
 

Otros factores que pueden influir en la severidad del acné son la herencia, los trastornos hormonales, especialmente en las mujeres, el estrés y el empleo de cosméticos inadecuados. Los alimentos ricos en grasas, llamados "de alta carga glucémica" como refrescos edulcorados con azúcares procesados, suplementos vitamínicos, comida "basura", y anabólicos, pueden tener también un papel importante.

Lesiones características del acné

 

Las lesiones de acné se diferencian en:

  • No inflamatorias que corresponden a los comedones abiertos o cerrados (espinilla).
  •  Inflamatorias caracterizadas por pápulas, pústulas y nódulos (grano).
  •  Secuelas como manchas y cicatrices.

Un aspecto relevante a considerar es el impacto que tiene el acné en el aspecto psicológico, ya que puede tener repercusiones a nivel social y en la interacción con otras personas.

DIFERENTES TIPOS DE ACNÉ



Microquistes, comedones cerrados

Son los puntos blancos. Hay una acumulación de sebo, bacteria P.acnes y queratina, proteína de las células de la piel. Estos microquistes pueden abrirse y evolucionar hasta comedones abiertos. Pueden también inflamarse y volverse pápulas o pústulas.


Nódulo

Los nódulos son presentes en las formas de acné más graves. Son grandes granos redondeados, palpables sobre o bajo la piel. Pueden evolucionar hasta un absceso, ruptura y la formación de marcas residuales.


Comedones abiertos

Son los puntos negros. Este color se debe a la oxidación del sebo. Los comedones pueden expulsarse espontáneamente.


Pápulas: granos rojos

Granos caracterizados por sus rojeces. Son dolorosos y calientes al tacto. Pueden reabsorber o evolucionar hasta pústulas.


Pústulas: granos amarillos

Granos con contenido purulento. Pueden vaciarse y reabsorberse, pero tienden a recaer.

¿CÓMO PUEDO SABER CUÁL ES MI TIPO DE ACNÉ?

 

Acné retencional
Hiperseborrea + comedones + microquistes
Las lesiones están presentes en la nariz, mejillas, frente y a veces los hombros y el pabellón auditivo. Los microquistes pueden a veces inflamarse.

Acné inflamatorio

  • Acné papulopustuloso

Hiperseborrea + predominio de pápulas y pústulas
Es la forma más común. Se sitúa en la cara, el pecho y la parte alta de la espalda. Su grado de severidad depende de su extensión. Hay un riesgo de marcas residuales.

  • Acné nodular

Predominio de nódulos y quistes + pápulas + pústulas + nódulos

Menos frecuente, esta forma de acné se extiende progresivamente en el cuello y el tronco. Los nódulos supuran y pueden dejar numerosas marcas.

Cuanto más temprano se inicie un tratamiento, más eficaz será el resultado, y menos elevado será el riesgo de cicatrizces. Solicita consejo a tu dermatólogo o farmacéutico, sabrán aconsejarte y dirigirte hacia el tratamiento más adaptado según tu tipo de acné.

 

Todavía no se ha creado contenido para la portada.

TU PIEL Y EL ENTORNO, Los principales factores externos que influyen en la piel son:

Malos hábitos alimenticios: los malos hábitos alimenticios o una dieta poco balanceada rica en grasas saturadas provocan que tu piel se ponga opaca, brille y sea propensa a las imperfecciones: puntos negros y espinillas. Para que esto no ocurra debes exfoliar tu rostro por lo menos 2 veces a la semana y utilizar un gel de limpieza que absorba el exceso se sebo, como Keracnyl Gel Limpiador.

Cambios de temperatura: La calefacción y el aire acondicionado son los principales responsables de secar la piel. Para contrarrestar esta condición, te recomendamos beber por lo menos 2 litros de agua al día, comer alimentos ricos en agua como piña, sandía, melón, pepino, infusiones, etc. Además de hidratar tu piel –rostro y cuerpo-mañana y noche.

Contaminación: Favorece a la oxidación de la piel: formación de puntos negros, y manchas atenuadas. Te recomendamos que elijas una alimentación rica en anti oxidantes ideal en cada comida: té verde, frutos secos, tomate, zanahorias, brócoli, uvas ajo y/o chocolate amargo. Y que hidrates tu piel mañana y noche luego de la limpieza.

Keracnyl

Higiene y cuidado de las pieles con tendencia acneica
LA RESPUESTA DUCRAY

 

NEWSLETTERS

Asegúrate de estar informado de todas nuestras novedades, ¡vive conectado!